Cada pieza de estas colecciones está hecha a mano, en su mayoría en plata de ley, añadiendo otros metales como oro, latón y cobre. Para dar color a las piezas se utilizan piedras, perlas, esmaltes y pintura. Al ser piezas artesanales, cada una de ellas es única y exclusiva, con el toque auténtico de la joyería artesanal.

0